XIII. Religión y cultura

Los estudios de religión están en auge debido a que en las últimas décadas ha tomado un rol preponderante en la sociedad contemporánea, incidiendo no solamente en la práctica privada de individuos y familias, hasta transformarse en eje rector en las instituciones políticas, económicas, sociales y culturales, donde los sectores religiosos ocupan espacios estratégicos y deciden en instituciones estatales, ONGs, empresas, sociedades civiles y partidos políticos.

 

Por otro lado, crece una nueva generación de ciudadanos que muestran una actitud crítica hacia las instituciones religiosas, y de sus mismos líderes, provocando un corte generacional entre familias que se mantenían fieles a creencias heredadas. La nueva generación adopta o construye sus propias perspectivas de los credos, por lo general emancipados de las instituciones religiosas tradicionales, incluyendo nuevos asuntos relacionados al género, la sexualidad, medioambiente, acciones políticas, iniciativas comunitarias y educativas, alianzas intereclesiales y ecuménicas, corporaciones globales, entre otras, que salen de los cánones litúrgicos para leudar la cultura general de la sociedad.

Existe hoy un nuevo diseño de religión marcado por su crecimiento y diversidad. Desde la sociología y otras ciencias sociales se ha tratado de comprender esa nueva realidad religiosa, sin embargo falta profundizar en el análisis sobre religión en una sociedad en transición, que tiene su manera de entender y actuar en sus contextos confesionales, muchas veces desvinculado de lo tradicional.

Sub-temas:
  • Religión, imaginarios y campo político
  • Religión y desigualdades sociales
  • Pluralismo religioso, diálogos y procesos ecuménicos
  • Religión, transición y rupturas generacionales
  • Religión, viejos y nuevos movimientos socio-religiosos