VII. Educación, procesos y políticas públicas

La educación en Centroamérica ha pasado por procesos de reforma educativa, particularmente a partir de la década de los años 90. No obstante estos esfuerzos existen viejos y nuevos problemas que están afectando la educación de los países centroamericanos, a tenor de los índices de pobreza y desigualdad que afecta en amplios sectores de la región.

 

 

Entender la educación desde perspectivas interioristas ha sido una tendencia predominante en las administraciones educativas que se suceden en los países, asimismo algunas disciplinas del saber acaban limitando la visión estratégica de la educación. Esto permite explicar la perspectiva asistémica preponderante en los modelos educativos existentes, y la desconexión entre los vasos comunicantes necesarios que deben operar para comprender y enfrentar la falta de asequibilidad, accesibilidad, adaptabilidad y aceptabilidad que padecen la mayoría de los sistemas educativos. Acercarse a un debate científico serio, desde una perspectiva interdisciplinaria y estructural, más allá del discurso somero, interiorista, estático y descontextualizado, representa un reto significativo al que el XV Congreso de ACAS se plantea aportar.

Al continuar con la separación histórica que también hacen los países al excluir de sus planteamientos educativos el papel relevante que juegan la cultura y la comunicación, evaden la posibilidad de poder comprender en su totalidad estas tres dimensiones, contribuyendo a empobrecer el hecho educativo.

El pensamiento crítico, desde la sociología, anuncia su necesaria incidencia al interior de los sistemas educativos. Mientras esta capacidad de problematización de la educación no logre ingresar en los discursos simbólicos y prácticas educativas del sector, continuará siendo amenazada la efectividad de toda reforma o transformación de la educación, así como su impacto en la transformación social con equidad.

Por otra parte, la acción educativa, en sus diversas expresiones formal, no formal e informal, está llamada en este nuevo siglo, ante las demandas globales y locales, a ser una tarea de toda la sociedad. La educación como derecho presenta, en sus diversos formatos y modalidades, un escenario con inmensos desafíos, con horizontes de profundos cambios, los que se harán posibles, en la misma proporción con que la capacidad de innovación se logre instalar en nuestros países.

La participación de toda la sociedad en la educación, sin exclusión alguna, como espacio de convergencia y pacto educativo de los países, se presenta cada día más como un imperativo imprescindible, ante la diversidad y riqueza de experiencias, propuestas y demandas que la ciudadanía está en capacidad de aportar. El enfoque de género y cultura de paz, en un currículum situado, representa para la acción educativa una clave urgente, como germen dinámico de una sociedad equitativa y justa.

Sub-temas:
  • Pensamiento crítico y educación como derecho: inclusión escolar y mecanismos internos de exclusión.
  • Educación y diversidad cultural, diálogo de saberes, interculturalidad, género y mecanismos hegemónicos del currículum.
  • Educación y comunicación: mecanismos de reproducción, de representaciones e imaginarios sociales.
  • Educación y conflictividad: violencia, conflictos y acciones contra-hegemónicas.
  • Política educativa y transformación social: marchas y contramarchas.
  • La Cuestión Docente, entre la esperanza y la sumisión.