Las universidades jesuitas deben ser universidades faros

Para el Padre Rolando Alvarado S.J., Provincial de la Compañía de Jesús en Centroamérica, las obras de educación superior fundadas por los jesuitas están llamadas a ser faros para la sociedad en la que se desarrollan, gestionando y motivando el pensamiento crítico, comentó durante su participación en el XVI Encuentro de Universidades Jesuitas Centroamericanas, desarrollado en la Universidad Centroamericana (UCA).

En el territorio centroamericano existen en promedio 300 centros de educación superior las que de acuerdo con el P. Alvarado se dividen en universidades empresas: las que se lucran económicamente y son de alta, mediana o poca inversión; las universidades laboratorio: aquellas donde lo que importa es preparar gente, prepararla bien y dejar a un lado la realidad de su país; y existen las universidades faro, que forman profesionales con sentido crítico, humanista y enfocado en el aporte social.

Es nuestra misión transformarnos en universidades que iluminen y guíen a sus estudiantes para convertirse en líderes que aporten positivamente en los distintos espacios de la sociedad”, destacó el Provincial de los jesuitas.

En este sentido, ser una universidad faro, de acuerdo con el P. Alvarado, es la mejor herramienta para impulsar un cambio hacia el futuro de nuestros países centroamericanos, creando análisis y propuestas para abrir nuevos caminos hacia el desarrollo en la región.

Las academias jesuitas en Centroamérica tenemos un nuevo reto para hacer viables y visibles a nuestros países, estamos dentro de un barco que debe dirigirse en buena dirección para llegar al puerto y aportar significativamente en nuestro progreso” destacó.

El P. Alvarado no dejó de un lado la necesidad que las obras jesuitas tienen de revisar y evaluar la forma en que han venido trabajando. “Debemos estructurar nuestra agenda de investigación y descubrir qué le estamos presentando a nuestra comunidad y lo más importante es que tenemos que estar presentes en las mesas de decisión y debate de las políticas nacionales para brindar nuestra opinión de manera constructiva”.

Y es precisamente espacios de discusión y reflexión como el XVI Encuentro de Universidades Jesuitas Centroamericanas, que ayudan a concretar la manera en la que se está trabajando, a definir las acciones a ejecutar y a reforzar los pilares fundamentales de la misión e identidad jesuita.

Es importante estar en constante cambio de nuestro espacio pedagógico, reestructurar y modernizar sus instalaciones, todo con el objetivo de continuar siendo espacios de formación con calidad”, enfatizó el Provincial.