Una agenda que aporta a la transformación de la educación

Uno de los factores que más influye en el desarrollo humano de una sociedad es la educación de calidad. La educación provee conocimientos que enriquecen la cultura, el espíritu, las capacidades, los valores y todas las virtudes de cada individuo.

Ante la importancia de este tema la Universidad Centroamericana, a través de su Instituto de Educación (IDEUCA), el Foro de Educación y Desarrollo Humano de la Iniciativa por Nicaragua y el Movimiento Fe y Alegría, trabajaron durante el 2017 una propuesta de “Agenda de Transformación Educativa”, con el firme propósito de contribuir a la concertación educativa nacional y a la complementariedad necesaria que demanda la educación de Nicaragua.

Esta agenda educativa se impulsó ante la necesidad de obtener un mayor índice de desarrollo humano. Su creación surgió gracias a los aportes, experiencias y propuestas realizadas a organismos de la sociedad civil, instituciones académicas y científicas especializadas, universidades, movimientos sociales y comunales, iglesias, entre otras instituciones entre 2015 y 2016.

El Dr. Rafael Lucio Gil, Director del IDEUCA, comparte que investigaciones y propuestas realizadas entorno a la realidad educativa nicaragüense, proporcionaron un conjunto de focos de atención, objetos del debate y reflexiones que dieron origen a los ejes relevantes que estructuran la Agenda de Transformación Educativa.

“Desde la academia hemos descubierto que la calidad de la educación en Nicaragua ha decaído en los últimos años. Los estudiantes de primaria y secundaria carecen de formación. Frente a esa situación, con esta agenda presentamos acciones que deben ser ejecutadas para mejorar significativamente los niveles de preparación de nuestros estudiantes”, comenta el Dr. Gil.

La agenda está compuesta por 20 ejes principales, cuyo centro de trabajo son: educación inicial, básica, media, educación de adultos, educación especial, formación docente y educación técnica. La propuesta presenta modelos de desarrollo, modelos educativos, reforma y políticas educativas, calidad de la educación, transformación del currículum, educación intercultural, entre otros temas.

Algunas de las propuestas más destacadas son:

  1. Del Modelo Educativo actual, a un Modelo Educativo de consenso: El Modelo Educativo actual, no responde a las necesidades del país, incluye sólo algunos componentes fracturados y desarticulados de las necesidades que presenta el país, y en él no ha tomado parte la sociedad en su conjunto. Se demanda un nuevo Modelo Educativo legítimo, apoyado por toda la sociedad, equitativo, inclusivo, pertinente, sistémico y de calidad.
  2. Priorizar los primeros tres grados de Educación Básica: Es necesario superar los niveles de analfabetismo, mejorando la calidad de la enseñanza de lectura y escritura, y los indicadores de permanencia y éxito escolar. La historia muestra que, niños y niñas que no ingresan al sistema educativo o lo abandonan en estos primeros tres grados, se constituyen en los futuros analfabetas funcionales del país. Por ello es que se requiere: Una política específica, orientada a fortalecer de forma sostenida, la inclusión del 100% de niños y niñas, particularmente en estos primeros grados; Que la misma política también se oriente a generar las mejores condiciones metodológicas y de preparación del personal docente en estos grados, lo que facilitará la mejora significativa del aprendizaje en fluidez y comprensión de la lecto-escritura. La política debe de ser integral, aspirando, también, a que se promueva que todos los niños y niñas logren éxito y promoción educativa de calidad, a partir de procesos de reforzamiento escolar innovadores y efectivos.
  3. El “Bono Demográfico” ofrece una oportunidad única al aparato educativo: Se necesita transitar desde la inercia educativa, a una acción consecuente con la lección que nos muestra la demografía del país con el Bono Demográfico: Nuestro país tiene la gran oportunidad de aprovechar al máximo el crecimiento demográfico con su ampliación de poblacional de niños, niñas, adolescentes y jóvenes en estas próximas décadas, y la necesidad de ampliar la cantidad de escuelas de primaria, secundaria y técnicas. Es hora de que tomemos conciencia de la importancia que tiene ampliar la cobertura, opciones y oportunidades educativas, de manera que en las próximas décadas, esta generación se encuentre bien preparada para ingresar al mundo del trabajo con las competencias necesarias desarrolladas.

La agenda aún está en construcción, es considerada “abierta”, por lo que se enriquecerá con nuevos aportes que puedan surgir en la ampliación del consenso con otros especialistas. Se espera sea puesta en práctica por las autoridades correspondientes y así contribuir para lograr sociedades más justas, productivas y equitativas.