Alianzas para la conservación de la Reserva Indio Maíz

Con el objetivo de promover la conservación de las áreas de bosque y las especies que habitan en la zona de amortiguamiento de la Reserva Biológica Indio Maíz, el Instituto de Investigación y Desarrollo (Nitlapan) de la Universidad Centroamericana, en una colaboración de Acción-Investigación con la Universidad de Amberes y la Fundación del Río en alianza con Bosques del Mundo, realizaron una investigación sobre la dimensión política de los Pagos por Servicios Eco sistémicos (PSE).

Los PSE son instrumentos económicos diseñados para dar incentivos a los usuarios del suelo, de manera que continúen ofreciendo un servicio ambiental (ecológico) que beneficia a la sociedad como un todo; creando contratos con productores de la zona para que ellos puedan inscribir sus áreas de bosque y reciban incentivos económicos para no deforestarlas.

La Reserva Indio Maíz está ubicada en el extremo sureste de Nicaragua, a orillas del río San Juan y tiene una extensión de 2.639,8 kilómetros cuadrados. Actualmente se encuentra amenazada por la invasión de colonos, la extracción (especies animales, maderables, no maderables) y la transformación para actividades de agricultura y ganadería.

René Fabilena, miembro del equipo de investigación por parte de Nitlapán destaca que el análisis central de la investigación se centra en una experiencia de PSE en tres comunidades de la zona de amortiguamiento de la Reserva Biológica Indio Maíz.

“La propuesta de la intervención se presentó a un total de 33 familias, pero solo 14 familias decidieron entrar. Una familia desertó en el proceso”, dice Fabilena.

La investigación concluye que las áreas de bosque inscritas en el proyecto no habían sido deforestadas hasta el momento de esta investigación. Sin embargo, un estudio previo, realizado mediante la metodología de diagnóstico agrario, se sugiere que esto no se puede atribuir solamente al proyecto. De igual forma se sugiere que incluir a los más vulnerables mejora la equidad y que es necesario considerar el contexto de la zona para contar con más legitimidad.

Para Fabilena trabajar en este proceso de investigación ha sido gratificante por la retroalimentación e interacción que tiene con otros actores internacionales, además destaca el posicionamiento de la academia ante el apoyo de estos proyectos.

“Uno de las cosas más relevantes es que la academia logre salir de sí misma y empiece a generar diálogo con otros actores. Este tipo de discusiones generan conocimiento a nivel local y permiten sacar lecciones para resolver problemáticas más generales”, comenta.

El tema de los PSE es completamente relevante y se encuentra en el debate internacional, es parte de la agenda de organismos multilaterales y las agencias de cooperación; para los investigadores el crear esta alianza para mantener y resguardar la Reserva Biológica Indio Maíz es de gran beneficio para todos los actores involucrados (productores y organizaciones ambientales).

 

 

 

 

Ediciones anteriores