La calidad académica de la UCA


13 de septiembre del 2013

La calidad académica es hoy una reflexión obligatoria en las universidades. Para iniciar el debate, debemos declarar qué entendemos por este concepto. La UCA, como institución de identidad y tradición jesuítica, en concordancia con su misión y visión, entiende por calidad “la articulación y el desarrollo de las funciones universitarias para colaborar en la formación de personas integrales, competentes, creativas, críticas, emprendedoras, disciplinadas y profesionales responsables, capaces ética e intelectualmente de aportar y trabajar en la solución de los problemas que aquejan a su comunidad, país y región, con amor a la verdad y con fe en el futuro.” (Planificación Estratégica UCA, 2011-2015). Nuestra visión de calidad se enmarca en una visión de país y en el rol de la Universidad en este contexto. Así, el eje central de nuestro quehacer es el servicio a la sociedad que debemos prestar desde nuestra misión universitaria. La calidad académica descansa en cuatro pilares: currículo, profesorado, estudiantes y gestión.

Nuestro currículo cuenta con planes de estudio actualizados, para responder a las demandas del entorno nacional y global. Estamos comprometidos a formar a un profesional que dé respuestas a las problemáticas de su entorno más cercano, sin perder de vista el contexto y los grandes desafíos globales. Las asignaturas de formación básica y las profesionalizantes buscan dar las herramientas necesarias para que puedan resolver los problemas que enfrentarán en la vida profesional.

La formación en valores y el crecimiento personal de cada uno de nuestros estudiantes es un valor fundamental de nuestra propuesta educativa. Todos los planes de estudio integran asignaturas que propician la formación humana, como reflexión teológica, ética, filosofía social, desarrollo sostenible, género, entre otras. Las prácticas preprofesionales, asignaturas obligatorias en todas las carreras, son un espacio dirigido y supervisado de ejercicio de la profesión, que fortalece la articulación entre la teoría y la práctica. En muchos casos también son espacios privilegiados de aprendizaje y de servicio a los más necesitados.

Hacemos un uso cada vez más intensivo de las TIC en los procesos educativos, tanto como herramientas de apoyo didáctico, como a través del incremento de cursos virtuales. Implementamos metodologías de enseñanza-aprendizaje que contribuyen a la formación de personas capaces de analizar la realidad con actitud crítica y propositiva, bien informada y comprometida con una sociedad más justa y equitativa.

La calidad del profesorado es un pilar fundamental para la garantía de la calidad académica. Cuentan con experiencia en su ámbito profesional, conocimiento profundo en su campo disciplinar, con competencias pedagógicas para enseñar y con estudios académicos en grados superiores. Para garantizar estas condiciones, promovemos un plan sostenido de capacitación de nuestros profesores que comprende actualización profesional y formación pedagógica, a través de nuestra Ruta de Formación Docente. Además, impulsamos el estudio de maestrías y doctorados para promover la titulación posgraduada y la formación de investigadores. La promoción de la innovación pedagógica, en el marco de la ruta de Formación Docente, tiene como objetivo favorecer la creación de nuevas maneras de educar.

La calidad académica es un concepto complejo que se construye día a día, involucra todas las dimensiones del quehacer institucional y requiere un compromiso decidido, conjunto y sostenido de toda la comunidad universitaria. La calidad académica es un compromiso que tenemos con los estudiantes y con la sociedad. Estamos en este camino, dando pasos seguros y trabajando incansablemente por cumplir con nuestra misión educativa, con la calidad académica que nuestro estudiantado y la sociedad nicaragüense merecen.