Acceso a tierra limita a mujeres rurales

El último Censo Nacional Agropecuario realizado en Nicaragua en 2011 detalla que solo el 22 por ciento de las mujeres tiene acceso a la tierra. Esta realidad, visible en las zonas rurales del país, donde la agricultura es la principal fuente de ingreso, limita las oportunidades de las mujeres de conseguir el desarrollo de sus familias y sus comunidades.

Con el objetivo de aportar argumentos sobre la capacidad de negociación y gestión de la tierra por parte de mujeres, Yuri Mrín y Marlon Howking, parte del equipo de investigación del Instituto de Investigación y Desarrollo de la Universidad Centroamericana (UCA) realizaron la investigación “El acceso a la tierra a través de compra: la experiencia de Trocaire y organizaciones socias con familias rurales en Nicaragua” en las zonas de La Dalia, Quilalí, Jalapa y Palacagüina.

“El proyecto empezó a funcionar en 2015 y fueron 46 mujeres beneficiadas. Antes de esto ellas accedían a la tierra por alquiler o mediería, porque aunque sus padres tenían tierras ellas no podían acceder a estas como dueñas por ser mujeres”, dice Marlon Howking, investigador de Nitlapan.

Por medio de este estudio se evidencia que cuando las mujeres rurales tienen acceso a tierra pueden salir del círculo de la pobreza, sin embargo no es suficiente, puesto que se les debe capacitar sobre tecnologías, cambio climático y sobre la generación de ingresos diversificados, además de ayudarles a desarrollar el proceso de comercialización para mejorar los precios de los productos que cosechan.

De acuerdo a Howking, con esta investigación pretenden incidir en la opinión pública y en los tomadores de decisión en el marco de la Ley 717, La ley 717 (Ley Creadora del Fondo para Compra de Tierras con Equidad de Género para Mujeres Rurales) que fue aprobada en mayo de 2010, acerca de las ventajas que implica para el país entregar tierras a las mujeres no solo por una cuestión de derechos humanos, sino por razones económicas y de seguridad alimentaria.