Complicidad masculina influye en violencia de género

La complicidad que hay entre los hombres, sus prácticas y comportamientos respecto al poder que ejercen sobre las mujeres permite que muchas estructuras del machismo se mantengan intactas. Las implicaciones de este fenómeno fueron objeto de estudio del Msc. Oscar Acuña, graduado de la Maestría en Perspectivas de Género y Desarrollo de la Universidad Centroamericana (UCA).

En su tesis, “La complicidad masculina y su influencia en la violencia contra las mujeres” (Ver en: http://www.uca.edu.ni/images/posgrado/2017/agosto2017/memoria-ix-encuentro-investigacion-posgrado-uca.pdf), Acuña destaca que la complicidad masculina, que no es más que acuerdos cooperativos que los hombres desarrollan con otros, aunque los lazos entre ambas personas no sean estrechos, de forma que ciertas conductas machistas se siguen reproduciendo sin generar reacciones.

En mi proceso de investigación yo quería saber que tanto están dispuestos los hombres a cambiar su forma de interactuar a partir de que se involucran en los espacios de reflexión”, comentó Acuña.

El trabajo lo realizó en conjunto a la Red de Masculinidades por la Igualdad de Género (REDMAS), quienes se enfocan en realizar actividades de análisis y reflexión con el fin de que hombres realicen una revisión de su identidad y adquieran conciencia sobre el daño que puede provocar a la sociedad al utilizar fundamentos machistas.

En la cotidianidad de las mujeres nicaragüenses existen distintos niveles de violencia a los que son sometidas de manera constante. Entre hombres no se cuestionan ni contradicen cuando hay actos violentos o de acoso, aun cuando han pasado por ciclos de formación y de reflexión”, dijo Acuña.

Por medio de los diálogos vivenciales compartidos con un grupo de hombres de la REDMAS, se encontró que hay una constante resistencia al cambio de los paradigmas sobre la masculinidad a pesar que ellos tienen voluntad de transformarse. Este proceso de cambios supone un reto enorme.

A este particular se refiere uno de los entrevistados de la REDMAS:

Es costoso, porque a los hombres nos han dado el mejor privilegio en la sociedad. Estamos en la punta de la pirámide, y estar ahí resulta muy confortable, porque si tenés varias parejas sabés que no te van a criticar y no tenés ningún problema. (Hombre joven, 32 años, Masaya)

La investigación sugiere considerar a la complicidad como un ejercicio de micromachismo dentro de la sociedad nicaragüense y es producto de una corriente histórica de desigualdades de género que debe ser transformada. La UCA ha facilitado espacios de formación e investigación para tratar distintos temas referidos a la violencia.

“Hemos trabajado en favor de aportar socialmente y falta mucho por hacer, mis recomendaciones es que en la medida que podamos nos sensibilicemos ante estas situaciones y seamos agentes de cambios”, refirió Acuña.