Mujeres del Caribe se embarcan en busca de oportunidades

Desde hace más de dos décadas el término Shipped out comenzó a hacerse popular en el Caribe del país. Si bien el nombre es poco conocido en el Pacífico, para los y las habitantes de Bluefields es parte de la dinámica de sus economías. Esta forma de migración laboral temporal internacional se ha convertido en una respuesta para muchas mujeres jóvenes de la zona quienes se embarcan en busca de una oportunidad para mejorar sus economías y las de sus familias.

Una investigación realizada por la MSc. Shakira Simmons, egresada de la Maestría en Perspectivas de Género y Desarrollo de la Universidad Centroamericana (UCA), revela desde un análisis interseccional y desde una perspectiva feminista, como es esta modalidad de empleo, sus características, condiciones, las motivaciones y aspiraciones de las mujeres quienes en su afán de mejorar sus condiciones y las de sus familias literalmente “se embarcan” en total desprotección a una dinámica laboral que afecta multidimensionalmente su vida, la de su familia y su comunidad.

“Las mujeres jóvenes afrodescencientes que trabajan en esta modalidad lo hacen porque consideran que en Bluefields y en la región es una de las pocas opciones para acceder al mercado laboral”, dice Simmons.

De acuerdo con las entrevistas realizadas por Simmons para la investigación las mujeres que trabajan “shipped out” están expuestas a peligrosas situaciones que van desde la desprotección de sus derechos laborales hasta ser víctimas de acoso y abuso sexual.

Simmons destaca que a pesar de que muchas de estas mujeres tienen preparación se les coloca en trabajos que requieren de fuerza y de esfuerzo físico. Esta forma de distribuir las tareas en los barcos, responde a formas particulares de posicionar a las afrodescendientes, y son tareas que comparten con otras mujeres y hombres racializadas(os).

De acuerdo con la investigadora, su trabajo da pie a la necesidad de seguir conociendo más sobre este tema, puesto que actualmente se desconoce cuántas personas del Caribe trabajan bajo esta modalidad, y sobre todo las condiciones en las que se embarcan sin conocer más sobre sus derechos laborales dentro de las embarcaciones, estando en mayor desventaja las mujeres afrodescendientes.