Las 10 aptitudes más valoradas en el mundo laboral

En un mundo globalizado y de cambios constantes, el mercado laboral no se queda atrás y también evoluciona rápidamente planteando cada vez mayores niveles de exigencia.

¿Qué es un mundo globalizado?

En la actualidad, todos estamos conectados de diferentes maneras: a través de Whatsapp, el Facebook, la televisión, etc. A través de estos medios conocemos otras culturas, otras lenguas y acentos, y tenemos acceso a productos de otros países (como vestuario, comida, aparatos electrónicos, entre otros), más allá de lo que podríamos conseguir solo en Nicaragua. A esto se refiere la gente cuando dice que estamos en un mundo globalizado.

La formación académica internacionalizada (es decir, que sigue estándares internacionales) es un primer paso hacia el competitivo mundo laboral actual. Sin embargo, las habilidades y competencias de los y las nuevas profesionales deben ser ahora una combinación perfecta entre conocimiento técnico y las denominadas “habilidades blandas”, es decir, competencias más transversales, como capacidad comunicativa, liderazgo o trabajo en equipo.

¿Qué son habilidades?

Son las capacidades o destrezas que tenemos para realizar una actividad y alcanzar un objetivo.

¿Qué son las competencias?

Son las habilidades que tenemos para poner en uso nuestros conocimientos y enfrentarnos exitosamente a un reto.

Es importante que sepas que todas las aptitudes pueden ser adquiridas. Por ello, el o la nueva profesional, durante su etapa de formación especialmente, debe optar por entornos educativos que promuevan procesos de aprendizaje integrales, aprovechando al máximo sus 4 o 5 años de estudiante.

A continuación, hemos recopilado de fuentes tan importantes como la revista internacional Forbes, especializada en el mundo de los negocios y las finanzas, o la revista Latinoamericana América Economía, las 10 características que debe tener un(a) empleado(a), más allá de la capacidad cognitiva.

1. Manejar idiomas
Las empresas y organizaciones son cada vez más globalizadas, con sucursales en diferentes países. El conocimiento de idiomas es ya una cualidad imprescindible a la hora de evaluar a los(as) candidatos(as).
2. Trabajo en equipo
Ser capaz de trabajar de manera fluida con otros(as) compañeros(as) y coordinarse con otras áreas es algo que espera cualquier empleador(a). Esto es también conocido como networking.
3. Adaptación
Saber adaptarse a los cambios es una característica muy valorada por las empresas y organizaciones. Permite una mejor integración, un mejor ambiente laboral y por tanto en un mejor desempeño de los(as) trabajadores(as).
4. Resolución de problemas
En toda empresa u organización existen diferentes opiniones y estilos, lo cual puede generar problemas. Hay que saber mostrarse siempre proactivo(a) y ser capaz de solucionar los problemas sin tener que recurrir a los(as) superiores.
5. Comunicación efectiva
La habilidad de relacionarse y mantener una comunicación fluida tanto transversal como de abajo hacia arriba es esencial para el correcto desempeño en un puesto de trabajo.
6. Valores éticos
La ultracompetitividad tiende a imponerse por encima de la colaboración. Con demasiada frecuencia se olvida que en una organización o empresa hay unos objetivos comunes y unos principios compartidos a los que no se puede renunciar. Los(as) responsables de Recursos Humanos valoran cada vez más los valores éticos de los(as) candidatos(as).
7. Organización
En un entorno laboral “multitask”, los(as) empleadores(as) buscan, ahora más que nunca, personas que tengan la habilidad de planificar y priorizar sus tareas. Esto, además, va acompañado de habilidades como la disciplina y la constancia.
8. Análisis
Los y las nuevas profesionales deben poseer el criterio para seleccionar y definir qué contenido resulta de interés y cuál no. Es decir, una alta capacidad de procesar información, especialmente datos cuantitativos.
9. Iniciativa propia
La capacidad de ser propositivo y presentar propuestas propias es muy valorada por los(as) empleadores, ya que deja ver el espíritu emprendedor de la persona, demuestra su motivación y su sentido de pertenencia. Esta habilidad es primordial para convertirse en un(a) líder.
10. Aceptar críticas
Es normal cometer errores, e incluso positivo si estos nos ayudan a evolucionar y a aprender. La peor actitud en estos casos es ponerse a la defensiva, ya que esto nos impide aprender del error y genera una discusión innecesaria.

Fuentes: Revista Forbes, Americaeconomia.com, Universia, ILC Group, Diario El Confidencial.

Regresar al menú principal