Las 10 actitudes que requiere un profesional en el mercado nicaragüense / regional

 

Regresar al menú principal

Si estás dentro del rango de los 20 a 25 años y estás buscando empleo o ya tenés uno, debés saber que actualmente obtener una plaza laboral en Nicaragua es doblemente más difícil para los jóvenes. Según expresa la periodista y bloguera Gisella Canales Ewest en el sitio web www.delepesoasuspesos.com, esto se debe a que la mayoría no tiene las actitudes que están demandando las empresas.

Hablar de actitudes no solo es relevante para la empleabilidad de los jóvenes, sino para la productividad de las empresas y, por tanto, para la competitividad del país. La productividad de la fuerza laboral está determinada por actitudes que han sido identificadas en el individuo.

Las actitudes son muy importantes, ya que puede definir el éxito o el fracaso de una persona en el puesto de trabajo, así como su permanencia.

En promedio, la principal causa de despido es por incumplimiento del reglamento interno de la empresa, lo cual está asociado a las competencias socio-emocionales. Así lo dicen los resultados de encuestas realizadas en el 2015, los cuales fueron publicados en artículos financieros en CNN Expansión y en una nota de trasfondo en el sitio web de la conocida difusora alemán, Deutsche Welle.

Las empresas en Nicaragua y en la región actualmente dejan de sobrevalorar aspectos como la formación o a la experiencia profesional, para centrarse en el lado más humano de la persona.

Algo muy importante a destacar según la Lic. Maryeni Sánchez, Responsable de la Oficina de Bolsa de Trabajo de la Universidad Centroamericana (UCA), es que dependiendo de qué tipo de contratación amerita la empresa en el momento es más destacable la actitud para un puesto.

Un puesto que no demanda tanta experiencia profesional requiere o toma más en cuenta las actitudes, sin embargo hay otros puestos de trabajo que específicamente requieren más las habilidades, aptitudes de los aspirantes, suponiendo que este trae las actitudes que ayuden a mejorar el ambiente y desarrollo laboral.

En general los gerentes de recursos humanos en el país, según un estudio de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), no creen que el sistema educativo esté preparando a los jóvenes con las actitudes que las empresas requieren.

La Asociación de Ejecutivos de Recursos Humanos de Nicaragua (Aerhnic) destaca que las competencias más importantes son aquellas que requieren mayor desarrollo de parte de los trabajadores, las cuales tiene que ver con la actitud.

Según Linked in, varios de los candidatos que son escogidos en los diferentes países de la región y en Nicaragua tiene en común muchas actitudes, destacándose las 10 siguientes:

1. Trabajo en equipo
Quien trabaja bajo este esquema generalmente no pelea por el poder, más bien colabora y genera ambientes de solidaridad y compañerismo. Para tener esta actitud es necesario escuchar y reconocer los aciertos e ideas de otros.
2. Adaptación
El mundo laboral actual vive cambios rápidos y drásticos, por lo que una persona que sabe adaptarse en cada ocasión es sumamente valorada en una empresa.
3. Iniciativa
Ésta es una de las más apreciadas, ya que le da al individuo el impulso necesario para ejecutar acciones concretas que pueden beneficiar al desarrollo de la empresa.
4. Flexibilidad
Que sean capaces de realizar distintas tareas y desempeñar varias funciones dentro de la empresa. No se trata de tener conocimientos específicos en muchas áreas sino adaptarse a las necesidades y “estar abierto” a aprender.
5. Motivación
Es un aspecto esencial. Los candidatos que se muestren ilusionados con el puesto darán lo mejor de sí mismos y las empresas son conscientes de ello.
6. Optimista
Las actitudes positivas a la hora de relacionarse con los demás y afrontar los conflictos tienen un gran valor añadido porque mejoran el enlace interno de la organización, así como el clima laboral, y proyectan una buena imagen hacia el exterior.
7. Entusiasmo por el trabajo y las tareas
Un empleado que concentre sus energías en sus tareas y que las lleve a cabo de la forma correcta es cada vez más difícil de conseguir. La buena disposición y una personalidad dócil es una cualidad que te hará crecer tanto en el ámbito profesional como en el personal.
8. Capacidad de superación
Tener en mente que al trabajar en una empresa de cualquier índole nos da la oportunidad de poder desarrollarnos en otras diferentes áreas, para las empresas esto es muy valioso ya que un empleado que tiene estos deseos de superación les brinda la oportunidad de poder estar trabajando con un empleado leal y ejecutando el learning process día a día.
9. Disponibilidad
Estar anuente a los cumplimientos de la misión y visión y sobre todo tener la capacidad, sentido de pertenencia y compromiso con los objetivos de la empresa.
10. Ser receptivos
Tener todas las actitudes anteriores son necesarias pero algo muy importante que buscan los cazadores de talentos es encontrar candidatos que tienen que saber cuándo escuchar recomendaciones brindadas y tomar como puntos positivos los procesos de mejora para el empleado.

Estudios de Aerhnic (2014) destacan que las actitudes para las empresas en Nicaragua son de mucha relevancia, ya que los empleados con este tipo de actitudes son eficientes y no son tan fáciles de encontrar como parece. Cuando las empresas los encuentran hacen todo lo necesario para mantenerlos y hacerlos crecer dentro de la escala organizacional, ya que suelen ser los líderes e impulsores del resto de los miembros del equipo.

Regresar al menú principal