La perspectiva de una defensora

Durante el 2016 se reportó en América Latina el asesinato de 217 personas defensoras de derechos humanos y aunque en Nicaragua, los datos del 2015 reportan a 12 asesinatos, para las mujeres defensoras de derechos humanos cada día en este país se vuelve más difícil defender a las mujeres.

Sin embargo entre varias experiencias positivas destaca una, de una mujer profesional de la comunicación y que actúa como defensoras de las mujeres apostándole al periodismo de investigación. Se trata de Duyerling Ríos, Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Centroamericana (UCA) y Máster en Género y Periodismo también por la UCA.

Su pasión por la radio y el tema de género se fusionan en su labor como periodista del programa Onda Local, donde recientemente publicó un reportaje multimedia sobre mujeres defensoras que son Perseguidas por no apañar y no callar.

Recorriendo diferentes rincones del país, Ríos conoció la compleja realidad que viven aquellas defensoras de las mujeres que salen de sus casas inseguras y al regresar se reportan con sus demás compañeras para asegurarse de que nadie la ha amenazado o atentado contra su vida.

Para mí no fue difícil que ellas accedieran a contarme sus historias porque me han visto también en la lucha y al escucharlas me di cuenta que yo también soy una defensora”, reconoció Ríos.

Las historias de vida

Esperanza Sosa es una de las mujeres que Ríos destaca en su trabajo. Esperanza es una mujer que desde hace más de diez años da seguimiento y acompaña a las víctimas de violencia machista en su comunidad. Las amenazas de muerte para Esperanza, de aquellos hombres molestos por su trabajo para empoderar cada día a más mujeres, son situaciones con las que convive a diario y la mantiene alerta.

Para Esperanza (cita Ríos en su trabajo) ser defensora es un reto “Una se enfrenta al agresor y a la familia del agresor”. Una situación que viven las defensoras y que para muchas pone en peligro sus vidas.

La formación profesional y la sensibilización que Ríos ha recibido en materia de género y periodismo le han legado un real compromiso con aquellas problemáticas poco abordadas como la violencia que sufren las mujeres defensoras.

Yo desde que salí de la universidad asumí ese compromiso de visibilizar esas problemáticas, tanto porque soy mujer, soy profesional, soy ciudadana y me siento con el deber de hacerlo” comentó Ríos.

Este compromiso no solo es notorio en su trabajo periodístico, sino también en la formación que brinda como docente de la UCA en temas de género y producción radial.

Desde la Academia he tratado de cambiar el chip de los muchachos y las muchachas para hacerles ver la importancia del conocimiento y el abordaje sobre estos temas de género”, apuntó Ríos.