“Oír la voz del amor”

En este tiempo de Navidad pensamos mucho en regalar cosas, pero nos olvidamos que la razón de esta celebración es el agradecimiento a Dios por tanto bien recibido a lo largo de nuestra vida. Dispongámonos, pues, a recibir en este tiempo el gran regalo de Dios: su hijo Jesucristo, y seamos puentes para que él llegue a todos, principalmente a los más cercanos, familiares, amigos, compañeros de trabajo, vecinos y especialmente a los más pobres.

Hablando de la Navidad el papa Francisco dice: “Navidad eres tú, cuando decides nacer de nuevo cada día y dejar entrar a Dios en tu vida. El árbol de Navidad eres tú, cuando resistes potente a los vientos y dificultades de la vida. Los adornos de Navidad eres tú, cuando tus virtudes son colores que adornan tu vida. La campana de Navidad eres tú, cuando llamas, congregas y buscas unir a tu familia, a tus compañeros de trabajo. Eres también luz de Navidad, cuando iluminas con tu vida el camino de los demás con la bondad, la paciencia, alegría y la generosidad.

Los ángeles de Navidad eres tú, cuando cantas al mundo un mensaje de paz, de justicia y de amor. La estrella de Navidad eres tú, cuando conduces a alguien al encuentro con el Señor. Eres también los reyes Magos, cuando das lo mejor que tienes sin importar a quien. La música de Navidad eres tú cuando conquistas la armonía dentro de ti. El regalo de Navidad eres tú, cuando eres de verdad amigo y hermano de todo ser humano. La tarjeta de Navidad eres tú, cuando la bondad está escrita en tus manos. La felicitación de Navidad eres tú, cuando perdonas y reestableces la paz, aun cuando sufras. La cena de Navidad eres tú, cuando sacias de pan y de esperanza al pobre que está a tu lado. Tú eres, sí, la noche de Navidad, cuando humilde y consciente, recibes en el silencio de la noche al Salvador del mundo sin ruidos ni grandes celebraciones; tú eres sonrisa de confianza y de ternura, en la paz interior de una Navidad perenne que establece el Reino dentro de ti. Una muy Feliz Navidad para todos los que se parecen a la Navidad”.

El cantante nicaragüense Carlos Mejía Godoy nos recuerda que cuando desempaquemos los regalos recordemos que hay muchos seres humanos que en esta Navidad y diversas partes del mundo, especialmente en las zonas de guerra y donde reina la pobreza muchos de ellos no tendrán nada que celebrara ni nada con que celebrar.

Que en esta Navidad reine la paz en sus corazones y que el Dios de la vida bendiga sus hogares y les permita reforzar sus lazos familiares para que juntos construyamos un mundo mejor en donde reine la paz y la justicia, donde nadie se siente que está de sobra o que su vida no tiene sentido porque hoy nos ha nacido un Salvador, presente en el niño Jesús, recibido en el seno de la familia de María y José. Feliz Navidad.

Padre Juan Ramiro Martínez, S.J.
Director del Centro de Pastoral Universitario
UCA