UCA presenta primer estudio situacional sobre VPH en el país

El cáncer cérvico uterino es la principal causa de muerte de mujeres en Nicaragua, de acuerdo con datos del Ministerio de Salud. Para aportar a reducir esta problemática, la Universidad Centroamericana (UCA) trabajó en conjunto con organizaciones para proponer estrategias y políticas públicas en salud sexual.

El Centro de Biología Molecular (CBM), el Programa Interdisciplinario de Estudios de Género (PIEG) y el Centro de Análisis Sociocultural (CASC), todas instancias de la UCA, con apoyo del Centro de Mujeres Ixchen y del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), trabajaron un “Análisis de la situación del virus VPH, causante del cáncer cérvico uterino en mujeres jóvenes de las ciudades de Granada y Matagalpa”, utilizando técnicas moleculares y encuestas.

El Virus del Papiloma Humano (VPH) se transmite fácilmente entre parejas por contacto sexual. Existen diferentes tipos de VPH de alto (tipo 16 y 18) y bajo riesgo (tipo 6 y 11). Los de alto riesgo causan cerca del 80 por ciento de los casos de cáncer y no presenta síntomas, los de bajo riesgo pueden causar verrugas en la piel y presentan síntomas visibles.

De 472 muestras tomadas en ambos departamentos, se registró un total de 314 casos de VPH positivos, y en 6 mujeres se detectó cáncer cérvico uterino. De los resultados de este análisis, los expertos destacan la necesidad de hacer un diagnóstico precoz, y la conveniencia de los diagnósticos por secuenciación, puesto que se obtienen resultados más certeros y eficaces.

Una mirada sociocultural

Este el primer estudio en el país sobre prevalencia del VPH asociado a factores socioculturales desde la perspectiva de género, articulándola con los resultados biomédicos de la investigación.

Las prácticas o dinámicas socioculturales, tienen mucha importancia en términos de riesgos y protección a las mujeres (y sus parejas) frente al VPH. La edad de inicio de prácticas sexuales, el tipo de parejas sexuales, las relaciones de poder u violencia pueden repercutir en las prácticas de cuido-salud sexual y las corresponsabilidades familiares-masculinas.

Para Greta Fajardo, Directora del PIEG, es importante destacar que todo el proceso del estudio se realizó con el acompañamiento de especialistas en psicología, para brindar apoyo a las mujeres a la hora de entregar los resultados de los exámenes, algo que ella considera, es vital.

Una de las principales conclusiones del análisis es la necesidad de hacer un estudio más amplio y profundo, puesto que ello marcaría una pauta para cambios necesarios que beneficien a millones de mujeres que se encuentran en riesgo o que necesitan tratamiento en la actualidad.

 




 


Te recomendamos






Ediciones anteriores